Consejos para mantener los toldos en perfecto estado

2021-11-16

Cuando has invertido en un toldo para mantener tu espacio exterior a la sombra, preservar tu inversión es esencial. El cuidado adecuado del toldo puede ayudar a garantizar que este dure años, pero te preguntarás ¿cómo conservar tus toldos en perfecto estado? A continuación te contamos lo que debes hacer. 

 

No existen trucos para mantener los toldos perfectos, pues la mejor manera de cuidarlos es realizar un mantenimiento y una limpieza regulares. Piensa en ello como cuidar tu alfombra: la aspiras regularmente para evitar que la suciedad se incruste en tus pisos, lo que hace que la limpieza con vapor semestral sea mucho más suave. El mantenimiento regular conserva todo en tu casa en perfecto estado, y tus toldos no son diferentes.

mantenimiento de toldos

 

Cuidado de toldos estacionales

 

Barre toda la suciedad suelta de la parte superior e inferior del toldo. Esto no solo mantiene la tela con un aspecto brillante y prístino, sino que también evita que la suciedad se acumule con el tiempo. Utiliza una escoba con cerdas suaves para proteger la tela del desgaste.

 

Recorta todos los arbustos, enredaderas y árboles para evitar que toquen o froten la tela. Muchas plantas contienen un ácido que desgasta los materiales y provoca la decoloración. Además, las ramas y las ramitas pueden rasgar o hacer agujeros en tu toldo, por lo que es mejor evitar que estas plantas entren en contacto con tu inversión.

 

 

 

Busca  cualquier signo de agujeros o rasgaduras. Los pequeños agujeros o roturas son fáciles de reparar, por lo que si notas algo pequeño, hazlo reparar inmediatamente antes de que se convierta en algo grande.

 

Cuidado anual de toldos

 

Mantén tus toldos para exteriores en su marco para lavarlo. En la mayoría de los casos, no es necesario que bajes tu toldo para darle una limpieza adecuada, lo que facilita todo el proceso.

 

Rocía  todo el toldo con agua fría tanto en la parte superior como en la inferior. Esto enjuaga la suciedad más rebelde que podría no desprenderse con el barrido. Rocía tu toldo en un día caluroso y soleado para ayudarlo a secarse. Si tienes un toldo retráctil, asegúrate de que esté completamente seco antes de recogerlo. Retraer la tela mojada facilita el crecimiento de moho, que deseas evitar a toda costa.

 

Lava  la parte superior con una solución de agua, jabón suave y usa un cepillo de cerdas suaves o un paño para trabajar la solución en la tela de abajo hacia arriba, y luego deja que la solución penetre. Después, enjuaga bien el toldo con una manguera, hasta que desaparezcan todos los residuos de jabón. El enjuague es increíblemente importante en este proceso, ya que los residuos de jabón pueden causar decoloración o proporcionar un lugar para que crezca el moho.

mantenimiento de toldos

 

Limpiar según sea necesario

 

Está atento a cosas como excrementos de pájaros, savia de árboles, aceite, pintura y óxido. Todos estos pueden dejar manchas si no se tratan rápidamente. Tan pronto como notes una mancha en tu toldo, límpialo adecuadamente para evitar que la suciedad se asiente. Pero, cuando veas manchas como estas, no uses productos químicos o productos de limpieza a menos que te los recomienden, ya que pueden dañar tu toldo

 

Protege los toldos retráctiles del clima

 

Si eliges un toldo retráctil, ¡cuidarlo adecuadamente es fácil! Por suerte para ti, se pueden traer toldos retráctiles para protegerlos de los elementos. Los vientos de alta velocidad y la lluvia pueden perjudicar tu inversión, por lo que retraer tu toldo durante condiciones climáticas como estas los protege.

 

Los toldos, sean de madera, sintéticos o de tela son complementos de decoración, estilo y comodidad en tus espacios, por ello, además de tener los cuidados necesarios, debes realizar una inversión en toldos de alta calidad.

 

En Disprodec encuentras los toldos y pérgolas de la mejor calidad, de distintos materiales que le permiten prolongar el espacio interior hacia el exterior, generando áreas de sombras y protección solar.